Caminar es mejor que llegar

Aunque a veces el camino sea duro, tenebroso, incierto, no hay nada más placentero y gratificante que seguir caminando, pues la riqueza de todo camino reside ahí, en el día a día, paso a paso, puede que jamás lleguemos al final, o puede que si llegamos, nos encontremos que no hay nada de lo que esperábamos, sin embargo siempre nos quedarán esas pisadas, a veces firmes y otras asustadas, aquello que si hemos podido vivir y experimentar a diario y que forma parte del camino para llegar a nuestros sueños, a nosotros mismos.

Hazte seguidor

Seguidores de mi blog en Google +

A MIS SEGUIDORES

Mis queridos seguidores, apenas hace unos meses empezaba este camino en solitario con la llama de la ilusión encendida, una llama ansiosa por gritar, por mantenerse, por iluminar de algún modo el camino de esa gente que aunque no conocía sabía que estaban ahí.
Un camino duro si lo ves como una meta para saltar a la luz literaria, pero si lo sientes como una vía de escape necesaria en tu día a día, que te hace evadirte de estrés siendo tu misma, es muy pero que muy gratificante, ya que la mayoría de la gente que se esconden tras esos avatares son increíbles personas.
Hoy quiero daros las gracias desde el corazón a todos y cada uno de mis seguidores, empezando por Marilyn a la cual tengo especial cariño, ella fue la primera en visitar mi espacio y en traerme esa sensación de que lo que escribes llega de algún modo, gusta, y que algunas veces esas vivencias que plasmo, son compartidas, mucho más de lo que imagino cuando escribo.
Gracias a todos esos que llegaron después y a los que aún no han llegado pero que están en camino.
Gracias a todos esos que me siguen en el anonimato y disfrutan no solo con seguir mi blog, sino con seguir mi vida y para los cuales se que soy y me siento importante.
Gracias a todos los que me comentan aunque no me sigan, a los que me siguen sin comentarme.
Jamás pensé llegar al impensable numero de 100 seguidores, no auguraba ni llegar a 20, sé que muchos de vosotros sabéis como me siento porque tenéis muchos más que yo, mi satisfacción no es por el número, sino porque detrás de de ese número estáis vosotros esperando lo que tengo que decir, viviendo lo que yo vivo, intentando comprenderme y conociéndome a través de mis palabras, lo más importante de todo, es que la mayoría de vosotros vais en la misma dirección que yo y valoráis ese cariño, esos detalles, esa constancia, esa necesidad y esa ilusión.

Así pues mi regalo de hoy para cada uno de vosotros es una pequeña vela que vosotros habéis ido encendiendo estos meses y habéis colocado en mi camino, una vela que mantenéis y que cada día sigue iluminando mis letras, mis pensamientos, esa ilusión que se acrecienta. GRACIAS A TODOS POR ENCENDER ESA LUZ EN MI CAMINO.

Algunos habéis llegado hasta aquí por casualidad, a otros os ha traído algún seguidor mio, otros os habéis sentido atraídos por mis palabras ya que yo os encontré primero.....pero eso da igual, lo importante es que estáis aquí, y me siento un poco en deuda con vosotros, por lo tanto en cuanto termine mi novela os contaré como llegué yo hasta vosotros, no quiero meter ninguna entrada entre medias.



Sé el primero de tus amigos

15 noviembre, 2011

Mi faro seguirá encendido (Poesía)

Naufrago en tu mirada, recorro con mi entendimiento tu interior.
Conozco  partes de ti insospechadas, a tu lado descifro el amor.

Navego por lo inevitable, soy dueña de tus deseos y tu ilusión.
Surco las aguas de tus sueños, sigo quedando varada en tu corazón.

La luminosidad de tu mirada, da sentido a mi barca y guía su timón.
El poder de tu sonrisa, diluye cualquier tormenta haciendo brillar el sol.

Juntos descubrimos una isla, donde no tiene cabida el reloj.
Donde el día y la noche están fundidos, y el corazón vence a  la razón.

Allí, cada vez que  sube la marea, quedamos  atrapados tú y yo.
Cuando nos bañamos en lo que sentimos, se pierde cualquier temor.




Bendita la isla y mi rumbo, Bendito el velero que a ti me llevo.
Benditos tus ojos que encuentran a los míos y se funden con pasión.

Bendito aquel día y aquel naufragio que me hicieron ser mucho mejor.
Benditas las aguas que juntos surcamos y aquel amor que naufragó.

No importa el tiempo y la distancia, que mas da la ausencia y la limitación.
Si tú guías las velas de mi barca y yo soy dueña de tu corazón.


Si te siento a mi lado a cada instante y noto en mi cuerpo tu calor.
¡Que más da ¡si la luz de este faro sigue encendida para los dos.

Cuando necesites navegar a mi lado y  los recuerdos te dejen sin respiración.
Mi faro seguirá encendido, solo tienes que navegar en mi dirección.





4 comentarios:

  1. Esto es de una calidez y de una claridad muy especial. Se nota que escribes desde el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda este naufragio me cambio la vida, hizo madurar mi corazón a golpe de brisa y mareas que me dejaron presa en aquella orilla.
      Grita el corazón cuando quieres enmudecerlo.

      Un placer tenerte entre mis versos

      Un abrazo enorme

      Eliminar
  2. Bendita la mirada, bendito el lugar y bendito el amor que ilunina más que un faro.
    Bellas letras.Me ha encantado leerte, Amparo.

    Muchos abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita Rayen, Bendito la posibilidad de sentir que es la que hace cualquier lugar y palabras bellas.
      Me encantó tu visita, espero que vuelvas, Amparo

      Besos

      Eliminar

Saca el escritor que llevas dentro

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...