Caminar es mejor que llegar

Aunque a veces el camino sea duro, tenebroso, incierto, no hay nada más placentero y gratificante que seguir caminando, pues la riqueza de todo camino reside ahí, en el día a día, paso a paso, puede que jamás lleguemos al final, o puede que si llegamos, nos encontremos que no hay nada de lo que esperábamos, sin embargo siempre nos quedarán esas pisadas, a veces firmes y otras asustadas, aquello que si hemos podido vivir y experimentar a diario y que forma parte del camino para llegar a nuestros sueños, a nosotros mismos.

Hazte seguidor

Seguidores de mi blog en Google +

A MIS SEGUIDORES

Mis queridos seguidores, apenas hace unos meses empezaba este camino en solitario con la llama de la ilusión encendida, una llama ansiosa por gritar, por mantenerse, por iluminar de algún modo el camino de esa gente que aunque no conocía sabía que estaban ahí.
Un camino duro si lo ves como una meta para saltar a la luz literaria, pero si lo sientes como una vía de escape necesaria en tu día a día, que te hace evadirte de estrés siendo tu misma, es muy pero que muy gratificante, ya que la mayoría de la gente que se esconden tras esos avatares son increíbles personas.
Hoy quiero daros las gracias desde el corazón a todos y cada uno de mis seguidores, empezando por Marilyn a la cual tengo especial cariño, ella fue la primera en visitar mi espacio y en traerme esa sensación de que lo que escribes llega de algún modo, gusta, y que algunas veces esas vivencias que plasmo, son compartidas, mucho más de lo que imagino cuando escribo.
Gracias a todos esos que llegaron después y a los que aún no han llegado pero que están en camino.
Gracias a todos esos que me siguen en el anonimato y disfrutan no solo con seguir mi blog, sino con seguir mi vida y para los cuales se que soy y me siento importante.
Gracias a todos los que me comentan aunque no me sigan, a los que me siguen sin comentarme.
Jamás pensé llegar al impensable numero de 100 seguidores, no auguraba ni llegar a 20, sé que muchos de vosotros sabéis como me siento porque tenéis muchos más que yo, mi satisfacción no es por el número, sino porque detrás de de ese número estáis vosotros esperando lo que tengo que decir, viviendo lo que yo vivo, intentando comprenderme y conociéndome a través de mis palabras, lo más importante de todo, es que la mayoría de vosotros vais en la misma dirección que yo y valoráis ese cariño, esos detalles, esa constancia, esa necesidad y esa ilusión.

Así pues mi regalo de hoy para cada uno de vosotros es una pequeña vela que vosotros habéis ido encendiendo estos meses y habéis colocado en mi camino, una vela que mantenéis y que cada día sigue iluminando mis letras, mis pensamientos, esa ilusión que se acrecienta. GRACIAS A TODOS POR ENCENDER ESA LUZ EN MI CAMINO.

Algunos habéis llegado hasta aquí por casualidad, a otros os ha traído algún seguidor mio, otros os habéis sentido atraídos por mis palabras ya que yo os encontré primero.....pero eso da igual, lo importante es que estáis aquí, y me siento un poco en deuda con vosotros, por lo tanto en cuanto termine mi novela os contaré como llegué yo hasta vosotros, no quiero meter ninguna entrada entre medias.



Sé el primero de tus amigos

10 agosto, 2012

Acordes a tu lado ( Capítulo IX )


Sexta cuerda ( EL AMOR)

Eran la cinco de la tarde, papá estaría en la consulta del pueblo, yo me encontraba a escasas manzanas de allí, sin embargo prefería charlar con Nana aunque se encontrara a tres kilómetros, merecía la pena escoger el camino que me llevaría hasta ella. El reencuentro con la naturaleza me hizo relajarme un poco, me sentía mucho mejor, las flores estaban bellísimas, los pájaros revoloteaban sobre mi cabeza, el sol me miraba fijamente a pesar de que mi vista evadía su luz tan penetrante, parecía que la madre naturaleza se alegraba de mi regreso intentando darme la bienvenida.
Llegué a la puerta de la casa arrastrando mi maleta, todo estaba intacto, hasta el mar, no me animaba a saludarlo de cerca para que Nana no pudiese verme a través de la ventana, quería darle una sorpresa, me encantaba sorprender a mi Nana, para mi era difícil lograrlo, por eso cuando lo conseguía me encantaba disfrutarlo.

La situación era difícil, tenía que escoger a quien vería primero, a Nana o a Niebla, ambas eran importantes para mí, las dos estarían dispuestas a escucharme. Descartar a papá o al mar había sido fácil pero ésta era una decisión más compleja. Analicé mis necesidades, encontré que necesitaba consuelo, palabras que definieran mi estado, sin dudar más entré en la casa, la puerta estaba entreabierta, dejé la maleta en el recibidor y muy despacio emprendí la búsqueda de mi Nana por la casa.
Si hubiese llegado a las 12:00 de la mañana estaría en la cocina, pero a las 5:30 de la tarde ¿dónde podría estar?. Busqué en mi cabeza la lista de las tareas que solía hacer durante la jornada, me alegré al descubrir que estaría arreglando mi cuarto, mi habitación era el sitio perfecto para hablar con ella y lo mejor es que estábamos solas. Subí las escaleras cuidadosamente procurando no hacer mucho ruido, me dirigí a mi habitación cuya puerta estaba de par en par, allí estaba, de espaldas, limpiando mi escritorio, me acerqué a ella por la espalda y le asesté un beso en la cara a la vez que le di un abrazo por la espalda, su piel fina, tersa, cálida, me recordaban sus ojos, sus palabras, todo lo que en conjunto me aportaba, mi corazón se aceleró hasta tal punto que quería salirse de mi pecho, mis ojos rompieron en llanto y mis piernas comenzaron a temblar.
Nana me abrazó tan fuerte como pudo asegurándome que era su niña, me roció la cara de sus increíbles besos, para mí eran tan importantes que me hicieron sentir mucho mejor, me guió de la mano hasta el borde de la cama, ella también quería conversar conmigo.
   -¿Cómo te ha ido? – me preguntó entusiasmada.
   - Fatal Nana – Contesté derrumbada.
   - A ver, ¿que te pasó mi niña?
   - El viaje ha sido un desastre, bueno todo no, pero no me ha ido del todo bien. He vivido experiencias nuevas, he conocido la ciudad, he subido en avión y muchas cosas más, entre ellas he conocido el amor, tuve relaciones sexuales con Javier.
Nana palideció sin demora alguna, sabía que si me había pasado algo tan importante y mi ánimo estaba por los suelos, no se trataría de nada bueno.
   -¿Cómo? – estuviste con Javier y estás así, eso es lo mejor que te podía haber pasado.

Yo estaba de acuerdo con Nana, aunque no del todo, era evidente que no conocía los detalles, por eso me animé a contárselo todo, para que tuviese una visión total de lo que estaba ocurriendo.
    -Ocurrió anoche en la ciudad Nana, desde el primer día discutimos sobre quien ocupaba el sofá a la hora de dormir, llegamos al acuerdo de que ninguno sentiría su incomodidad, ambos dormíamos en la cama, separados claro, él en una punta y yo en la otra, algunas noches charlábamos antes de dormirnos, otras veces leía uno de sus libros mientras yo le observaba, después se quedaba rendido. A mí me costaba conciliar el sueño, extrañaba la cama, así que optaba por observarle, corroboraba lo que sentía hacia él, cada día le deseaba más, estuve varias veces a punto de confesárselo todo pero no pude. Recordaba tu cuento a menudo pero era incapaz de hacerlo, algo extraño me retenía despojándome de lo que quería hacer. Anoche cuando salí del baño, él estaba de espaldas junto a la puerta, en ese momento no sabía lo que hacía allí parado, ahora entiendo que me estaba esperando. Me puse tan nerviosa como pude, me dirigí al armario a colgar la ropa que me había quitado y por fortuna o por desgracia los tejanos cayeron al suelo, cuando me agaché a recogerlos Javier me alcanzó cogiéndome la mano. Nana lo que sentía era tan especial, tan poco común, tan fuerte, que me dejé llevar por la emoción que sentía. Nos levantamos sin dejar de mirarnos a los ojos, nos besamos. Primero fue algo fugaz, leve, pero apenas retiramos los labios uno del otro sentimos la urgencia de volver a besarnos sin reservas, sin miedos, sin barreras. Javier me guió hasta la cama y nos entregamos libre y voluntariamente, fue muy importante para mí, nunca había experimentado algo así, jamás me había imaginado lo que era culminar el amor, nos amaneció sin ni siquiera haber pegado ojo, me sentía la mujer más afortunada del mundo, había estado toda la noche con el hombre del que ahora estaba segura de amar. Me sentía dichosa y lo hubiese seguido sintiendo de no ser por la reacción de Javier.
   -¿Cuál reacción? – me preguntó mi Nana.

Desde aquel momento no ha vuelto a dirigirme la palabra, se comporta como si no me conociese, como si en el fondo estuviese arrepentido, como si nuestro encuentro lo hubiese decepcionado, no sé que hacer, si para él ha sido pasajero, un escape, una salida, para mí ha sido inolvidable, él ha sido el responsable de que mis sentimientos se afianzaran, me ha cambiado la vida por completo.

Era incapaz de seguir hablando con Nana, el llanto no me dejaba expresarle todo lo que yo hubiese deseado, pero Nana era tan especial para mí que solo con lo que le había dicho sabía como me sentía, sabía que no paraba de darle vueltas y más vueltas a lo mismo.
   -¿Dónde está? – me preguntó antes de dar su sentencia final.
   -Se fue a lo de su padre, creo que no volverá nunca.
    -Seguro que vuelve mucho antes de lo que imaginas – me contestó confiada – mi niña, yo pienso que Javier está tan enamorado de ti como tú lo estás de él, pero está asustado. Debes entenderle como tantas otras veces lo has hecho, yo sé que al ser tú la afectada será bastante difícil pero eres inteligente. Debe pensar que lo que hizo no tiene perdón de Dios, es el primer encuentro que tiene con una mujer desde que le falta Carla, en su memoria sigue viva y ha traicionado contigo su recuerdo, nada más y nada menos que con una mujer que por casualidad es su prima. En una ocasión te dije que el amor está por encima de muchas cosas, claro, si es verdadero. Por encima de las habladurías, de la oposición de tu padre, de los parentescos, si es tan fuerte como yo pienso, podréis salvar cualquier obstáculo que encontréis en el camino. Acaba de tropezar con el recuerdo de Carla, si de verdad siente amor por ti deberá saltar el obstáculo sin que tenga opción a aparecerse más en vuestro camino, intento entenderos a los dos, pero quizás un poco más a Javier, aún no ha superado el estar solo, libre, sin ningún tipo de ataduras, ni siquiera los recuerdos, justo cuando se está dando cuenta que nada lo une a ella, le da miedo, se culpa de estar olvidando a la mujer con quien tanto ha compartido.
El que esté asustado, avergonzado, no significa que no sienta nada por ti, es bastante lógico que necesite tomarse su tiempo, supongo que debe organizar sus sentimientos, debe aprender a poner en su sitio lo que siente por ti como mujer y para eso, primero debe desplazar bastante lo que sentía por ella.
El tiempo me dará la razón, en cuanto a ti, no te comas la cabeza pensando tonterías, si es cierto que no te quiere tendrás tiempo de lamentarte de que no vuelva a tu lado, mientras tanto no pierdas el tiempo en eso, regocíjate y paladea en estos nuevos sentimientos hacia él que en ti están naciendo, refuérzalos para cuando regrese a buscarte.

Mi Nana se veía tan convencida que por un momento me lo creí, pensé que quizás tendría razón en lo que decía, al fin y al cabo por esperar no perdería nada, solamente tiempo y ahora me sobraba ya que mi vida sin él carecía de sentido alguno.
Pasaron los días tras mi regreso a casa, la ausencia de Javier en mi vida se notaba tanto que de no ser por Nana, la casa permanecía vacía. Estaba muy pendiente de mí, desde que me levantaba hasta que decidía acostarme tenía que ofrecerle diariamente un informe detallado de lo que hacía, donde había estado, con quién, ella quería controlar mi estado de ánimo, fijó una hora diaria para charlar conmigo, lo cuál la obligaba a organizar mejor su tiempo para realizar su trabajo en la casa, estaba encantada de que me mimara tanto, sabía que si Nana hubiese tenido la oportunidad de ser mi madre, no lo hubiese hecho mejor de lo que ya lo estaba haciendo.
La primera semana de mi regreso intenté disfrutar a Niebla y a papá, quería recuperar el tiempo que estuve fuera. La segunda semana la dediqué sólo y exclusivamente a disipar mis necesidades, trataba de buscar el cariño que Javier no me ofrecía en la importancia de todas las cosas vivas para mí, desde un mosquito, hasta un árbol.
La tercera semana fue la más difícil para mí, la lejanía de Javier me pesaba como si tuviese encima un elefante, cada vez veía menos posibilidades de un acercamiento entre él y yo, cada vez confiaba menos en su regreso y por lo tanto en las palabras de Nana.
A pesar de que lo extrañaba a cada paso no podía borrar de mi mente la imagen de la última noche en la ciudad, mis ojos, mi corazón, mi piel se negaban a renunciar a ese recuerdo, a pesar de que estaba rodeada de cariño me sentía sola, dolida y confundida.
Javier había renunciado a mí, a la posibilidad de rehacer su vida conmigo, prefería encontrar la última cuerda de su guitarra solo.
Yo debía agradecerle el haber estado a su lado, haber compartido con él el triunfo de haber encontrado el resto de las cuerdas, sin él no me valía de nada, estaba dispuesta a entregar mi alma al diablo.
Pasé una semana mirando por la ventana al levantarme y antes de acostarme, tenía la esperanza de que una ola me lo devolviese, buscaba en las estrellas algún dibujo que me ofreciese una respuesta. Veía cada mañana salir el sol con la esperanza de que volviese en el nuevo día que ante mis ojos comenzaba. Ni una señal, ni una repuesta, ni un motivo para ilusionarme, nada ni nadie me lo devolvería, desde nuestra llegada no había tenido noticias suyas, supongo que él tampoco se había preocupado de mí.

Era domingo, el sol salió con más prisa que de costumbre, como si tuviese ansiedad por comenzar el día, era pleno verano, su calor intenso atravesaba mi piel quemándome las extremidades que permanecían al aire libre, desayuné lo más ligera que pude y sin esperar a papá pedí a Nana que me preparar el picnic, pensaba disfrutar de un día de campo al aire libre, me apetecía hacer algo distinto, al principio de mi idea decidí llevarme a Niebla, no sabía donde ir, el calor era asfixiante, de modo que descarté la idea de llevarla conmigo, preferí que la sombra de la cuadra protagonizara su día.
Cogí mi mochila con algo para picar y emprendí mi marcha a pie hasta donde mi intuición me llevase, bordeé un poco la playa dejando que las olas del mar acariciasen mis pies desnudos, portaba las zapatillas en la mano y mi mochila al hombro, a pesar de que llevaba manga y pantalón corto me sobraba toda la ropa, el calor se hacía notar más a medida que el día avanzaba su marcha, mi intuición tomó el camino que conducía al manantial, bastante ajena a donde me dirigía caminaba a pie descalzo por las diferentes texturas de todo lo que mis pies encontraban a mi paso, arena, retamas, césped, piedras…….
Dos grandes rocas lo cortejaban como si fuese un palacio, en realidad para mí lo era.
El cansancio me obligó a escogerlo como un merendero, después continuaría mi marcha hacia ninguna parte, el calor fue el culpable de que me apeteciese darme un baño en el agua dulce y fría del manantial, miré varias veces a ambos lados cerciorándome de que estaba sola, me despojé de la ropa que cada vez me pesaba más y me metí en el agua de un salto. Si desde fuera era el sitio ideal, desde dentro todo su esplendor se acentuaba, nadé como una loca.
Después de haber quedado atrapada en la lancha de papá no lo había vuelto a olvidar y si lo había hecho, creo que lo recordé de inmediato.
Maximicé en mi retina cada detalle que el paisaje me ofrecía, sentí el agua fría sobre mi piel ardiendo como si se tratase de un choque entre el sol y la luna, sumergí varias veces la cabeza debajo del agua dejando que ésta me recorriera la cara como si de lágrimas se tratase. Para mí el agua y el llanto eran muy similares, las dos eran líquidas, trasparentes, frías o cálidas según el momento, dulces o saladas dependiendo del punto de partida, ambas también desconocían el punto de destino. Quedé un rato flotando en el agua como si mi corazón se hubiese parado, como una boya en el mar, como un corcho en un vaso de vino. Por sorpresa sentí como me besaban en la frente, abrí los ojos sobresaltada, era Javier.
¿Cómo me había encontrado?, ni yo misma sabía donde dirigirme, Nana tenía razón, había vuelto. No pude disimular la alegría de su regreso, me enganché a su cuello sin pensar que estaba desnuda bajo el agua.
Habría vuelto por mí, parecía que todas sus dudas y temores estaban aclarados, sin duda me quería, si no fuese así no estaría en el agua rozando su cuerpo con el mío.
Teníamos mil cosas de que hablar, en el agua era imposible, podríamos sentirnos invadidos por la tentación, había que aclarar demasiadas cosas, salimos de la mano buscando la ropa que habíamos tirado al suelo, buscamos la roca más cómoda y comencé a bombardearle con mis preguntas.
   -¿Qué sientes por mí?
   -Te quiero, te quiero como nunca pensé que podía volver a hacerlo, te quiero con diferencia a lo que debería sentir por mi prima, te quiero sin reservas, sin miedos, sin recuerdos, sin remordimientos, sin culpa. Te quiero con ganas de sentir y dejar fluir esto que llevo dentro.
   -¿Desde cuándo lo sientes?
   - Desde el principio, desde que me bajé del taxi a mi regreso pude verte como lo que eres, una mujer atractiva, sensual, encantadora, todo este tiempo estuve confundido, precisamente por eso tenía que esconder el impacto que me habías causado. Apenas hacía dos meses de la muerte de Carla, después, con el tiempo, tu compañía, tu carácter comprensivo, me fueron ayudando a comprender que eres lo que yo necesito, que me puedes aportar lo que he perdido, que a tu lado puedo lograrlo, junto a ti encontré la sexta y última cuerda de mi famosa guitarra.
   - No Javier, solo has encontrado cinco.
   - Eso era antes, ahora acabo de encontrar la sexta, EL AMOR, que si tú me dejas me gustaría compartir contigo durante el resto de mi vida, estoy preparado para crear todas las melodías posibles a tu lado, junto a ti.

Logró dejarme muda.
   -¿Por qué necesitabas tiempo?, ¿estabas arrepentido? 
   - Al contrario, el haber dado rienda suelta a mi pasión aquella noche fue el trampolín que me lanzó a tu amor, deseaba hacerlo hace algún tiempo pero no me había atrevido, tu posible respuesta me llenaba de dudas. Lo que me ocurrió fue que me di cuenta que todo lo que sentía por ella, todos mis recuerdos y los momentos que habíamos vivido se estaban desvaneciendo, estaban siendo ocupados por tu presencia constante en mi mente, por lo que sentía por ti, por el momento que acababa de vivir a tu lado, de ella no quedaba ni rastro, me sentía el ser más repugnante de la tierra.
Carla me había dicho en su carta que no tuviese miedo a enamorarme, creía que eso jamás sería posible, pero aquella noche afirmé que estaba enamorado de ti. Es increíble como te has metido en mi vida, en mis sueños.
   -Si no quedaba rastro de Carla aquella noche en ti, ¿Por qué fuiste al cementerio cuando regresábamos?
   - Solo necesitaba despedirme de ella, pedirle perdón por haberla olvidado tan pronto, agradecerle que me brindase su compañía y su cariño antes de morir, cuando ella escribió la carta deseaba que yo fuese feliz, tenía que darle las gracias a mi modo, pedirle que desde donde quiera que se encontrase, me deseara lo mejor, que velara por lo que siento por ti. Sé que de algún modo ella me empujó para volver al pueblo, ¿te das cuenta Laura? ella te puso en mi camino, para que yo volviese a tener ganas de vivir. No me importa si no estás de acuerdo, no me importa si me equivoqué en todo, lo único que me importa eres tú.
   - ¿En qué pensabas mientras estabas entre mis brazos?
   - En nuestro posible futuro, en ti, en el tiempo que había perdido decidiendo si te besaría o no, en la sensación de plenitud que me quedaba al darte cada beso, al ofrecerte cada caricia, pensando como sería el resto de nuestros días juntos.

Mis ojos no podían estar más jugosos, parecían la jarra de papá cuando mi Nana la sacaba del congelador. !Mi Nana! nuevamente tenía razón, Javier había vuelto a mi vida, y había vuelto a por mí.
   - ¿Cómo sabías que estaría en el manantial?
   - Fue muy fácil, fui a casa a buscarte, Nana me dijo que no sabía donde habías ido pero que estarías todo el día. Fui a la cuadra y pregunte a Niebla, supe que ella conocía tu destino desde el primer momento pero como no podía explicármelo decidí que me trajese ella misma, le coloqué la silla que había en el suelo y sólo tuve que montarla, el resto fue responsabilidad directa de Niebla. Te conoce bastante, por el camino fue oliendo el perfume de tu cuerpo, olía tu rastro, como si de una pista se tratase, lo único que no logro entender en su actitud es que no atravesó la colina, me trajo todo el camino bordeando la costa, chapoteando en el agua.

Yo me reí mirando a Niebla con complicidad, en efecto me conocía más de lo que yo pensaba, había llevado a cabo los mismos movimientos que yo, había leído mi mente y allí estaba, tumbada en el borde del manantial, a la sombra del roble izquierdo, ajena tal vez a la felicidad que me había devuelto. La respuesta que había estado esperando semana tras semana del aire, de las estrellas, de las olas, me la había traído ella, mi potranca predilecta, aunque no podía hablar yo sé que se alegraba de mi reencuentro con Javier.

La hora del almuerzo se había pasado sin acordarnos de probar bocado, la mochila que Nana había preparado volvía intacta, excepto una botella de agua, la conversación que mantuvimos nos dejó el paladar seco. Javier y yo regresamos a casa subidos en Niebla, él iba en la silla y yo a horcajadas en la grupa del animal, en ningún momento del camino solté su cintura, mis brazos la rodeaban, estaba recuperando el tiempo que había perdido. Volvimos por la colina para ahorrar tiempo ya que si bordeábamos la costa el camino sería más largo, Javier no sabía por donde volver a casa pero a Niebla no le hacía falta que nadie la guiara, su intuición nos llevaba de regreso a la casa sin necesidad de que Javier tocase una sola rienda.
Apenas podía creerme lo que había sucedido, mi primo me había confesado mirándome a los ojos que me quería, para mí sobrepasaba cualquier pensamiento idealizado. A medida que íbamos avanzando nos daba la sensación que el camino había menguado, en un abrir y cerrar de ojos estábamos en casa.
Javier me ayudó a bajar de Niebla cuando él había tocado ya tierra, ambos, con los pies vacilando entramos en casa para dar la noticia. Papá no había llegado aún de la consulta, Nana ya sabía lo que íbamos a decirle, mis ojos lo delataban, nos abrazó estrechándonos entre sus brazos, a Javier con el izquierdo, a mí con el derecho, yo estaba a la vez abrazando a Javier y él a mí, parecíamos una piña que nadie podría vencer, ni siquiera la oposición de papá. Nana nos dejó ver su apoyo incondicional, nos deseó lo mejor, ella era feliz con el simple hecho de nuestro bienestar.
Salimos de casa bastante ilusionados, Nana nos había dado su aprobación, para mí era como si mi madre estuviese de acuerdo.
Nos dirigimos a casa del papá de Javier, ya que para él era importante también su opinión, estaba increíblemente más recuperado, desde que contaba con el apoyo de su hijo Javier estaba superando su problema con el alcohol aunque a Javier le hubiese gustado que todo avanzase más deprisa en su desintoxicación. Tras darnos su aprobación, besó a Javier deseándole lo mejor. Nos dirigimos al pueblo, no queríamos que papá se enterase por nadie, nosotros queríamos ser los primeros en darle la noticia, papá no había visto a Javier desde nuestro regreso de la ciudad.
   -Andas muy perdido Javier – le confesó tras asestarle un fuerte abrazo.
   - Que va Fran, precisamente acabo de encontrarme, de tener claro quien soy y lo que quiero.

Yo los miraba extrañada, nunca había oído a Javier hablar así con papá, sobre todo nunca lo llamaba Fran, siempre le decía tío, supongo que en esta vez no sería bueno recordarle que éramos de la familia. Estaba a punto de pedirle su consentimiento para amarnos libremente. Javier prosiguió poniendo a papá al tanto del objetivo que nos llevó a la consulta. Cada una de las palabras que pronunciaba, sus labios temblaban con más intensidad. Papá se lo notó.
   -¿Qué pasa Javier?, ¿tenéis malas noticias?
   - No, al contrario, son buenísimas, Laura y yo, yo y Laura, bueno en realidad…

Se vio obligado a realizar una pausa para recuperar el valor que estaba perdiendo y sin más, lo soltó.
   -Nosotros nos queremos.

Papá sonrió ligeramente.
   -Supongo que mucho, habéis compartido vuestra infancia, vuestra adolescencia, soy cómplice directo de algunas de las travesuras que realizabais, es cierto, desde tu regreso estáis más unidos, supongo que eso de que la sangre llama será cierto.

Papá se lo estaba poniendo demasiado difícil, acababa de recordarle nuestro grado de afinidad, tuve que ayudar a Javier porque el sudor estaba apareciendo en su frente a consecuencia de sus nervios.
   -No papá, lo que Javier quiere decir es que nos amamos.

Papá quedó tan pálido como yo había imaginado, levantó la mirada hacia Javier, lo notaba más débil que a mí, como si quisiera intimidarle, luego la desvió hacía mí como cuando intentaba imponerme sus normas.
Cogí a Javier de la mano y proseguí exponiéndole a papá el motivo de nuestra visita.
   - Sabemos que somos primos, sé lo que piensas sobre unir dos especies de la misma sangre. A nosotros que somos los afectados directos de esta historia no nos importa la lógica de la genética, en cuanto a ti papá, estás en tú derecho de pensar lo que quieras, comprendo que estés en desacuerdo con nosotros, no pretendemos convencerte de nada, solo queremos informarte de lo que cada vez es más evidente para nosotros, nos queremos y vamos a luchar por esto que sentimos, con tú apoyo o sin el.

Me acerqué a papá para darle un beso en la mejilla, parecía una estatua de cera, creo que mis palabras retumbaban aún en su cabeza testaruda, hubiese preferido que me gritara, que descargase su coraje y su impotencia conmigo, sin embargo su silencio me dolía más que si me hubiese mostrado su desacuerdo.

La semana que viene, Capítulo X

61 comentarios:

  1. ¡Precioso querida Amparo!. Un relato extraordinario, que he leído sin detenimiento.
    Te felicito por tan maravillosa novela. Espero el próximo capítulo.
    Besos. Rosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Rosa, preciosas tus palabras que siempre llegan las primeras y logran sacar mi mejor sonrisa mientras mi corazón se escapa.
      Tendrás el próximo capitulo.

      Besos, Amparo

      Eliminar
  2. Grandilocuente y muy descriptiva novela. Me recordaste a Corín Tellado.
    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Sara veo que llegas de las primeras esta vez, para que tu comentario no se esfume, tranquila se que están ahí aunque a veces no los vea. Gracias por tu comparación con Corín Tellado, yo también las leía a escondidas, eran de mi abuela, ja, ja

      Un fuerte abrazo y hasta el próximo capítulo

      Eliminar
  3. Que bien nos ha trasladado el influjo de la naturaleza en las sensaciones es realmente magistral.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido André que bueno que aprecies esas sensaciones, son las que componen la vida de Laura, veo que te acercas a ella y a su forma de ver la vida.

      Besos

      Eliminar
  4. Maravilloso Amparo. La sabiduría de Nana, el instinto de Niebla.... precioso. :)

    Encontró la sexta cuerda, pero.. falta acabar y tocar la melodía ;)

    A ver que pasa con Fran, esperando el próximo capitulo ;) Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Oscar, Nana es de valor incalculable, de su vida privada no habla, pero cuando se trata de dar consejos no tiene escasez de palabra y da siempre en la diana.
      En efecto tiene su guitarra al completo, ahora tiene que tocar y que la melodía no desafine, sino que le enganche y le acaricie de tal modo, que quiera más y más...
      Hasta el próximo capítulo

      Un abrazo y gracias por tus palabras, Amparo

      Eliminar
  5. Querida Amparo este capitulo, igual a los otros, excelente, Laura acompañada de la sabiduria y amor de Nana, el instinto de Niebla y finalmente la declaración de amor de Javier
    Estare esperando el próximo capitulo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi fiel Lapislazuli, gracias por disfrutarlo tanto o más que los anteriores. Laura está ahora en un punto de su vida que no se puede comparar a nada de lo anteriormente vivido, no puede pedir más, mucho me temo que lo que opine su padre es lo que menos le va a importar.

      Hasta el próximo capitulo. Un abrazo

      Eliminar
  6. Con amor para ti!

    SALMO 23

    EL SEÑOR ES MI PASTOR,
    Esa es la Relación!

    Nada me falta,
    Este es Suministro!

    Guíame in verdes pastos,
    Este Es El Reposo!

    El que me Guía de las tranquilas aguas de los arroyos,
    ESTO ES refrescante!

    El restaura mi alma,
    Esta es la Curacion!

    GUÍA PARA MI LOS CAMINOS DE LA JUSTICIA,
    Orientación ESO ES!

    POR EL AMOR DE SU NOMBRE,
    ESTO ES el camino!

    Aunque a pie EL VALLE DE LA SOMBRA DE LA MUERTE,
    ProBar ESO ES!

    Yo en algúno temere mal,
    Protección ESO ES!

    Usted Conmigo Tu,
    Fidelidad ESO ES!

    Su memoria y tu me infundirán cayado Aliento,
    Esta es la disciplina!

    Prepárese para unirse a la presencia Delante de la mesa de mis en mi Enemigos,
    Esta es la Esperanza!

    UNGE millas Cabeza Con aceptada
    Esa es la consagración!

    Y mi copa está rebosando,
    Abundancia ESO ES!

    Ciertamente la misericordia El Bien y me seguirán TODOS ELLOS DÍAS DE LA VIDA MI
    ESTO ES UNA Bendición!

    Habitare Y en la casa del Señor
    Seguridad ESO ES!

    Durante largos días,
    Esta es la Eternidad!

    Sea y El Señor te guarde, te bendiga!

    Lucy.
    http://frutodoespirito9.blogspot.com/

    PS voy a estar feliz de convertirse en un seguidor de mi humilde espacio, devolver la bondad ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido fruto do espiritu, las puertas estarán abiertas siempre que quieras volver.
      Visitaré tu espacio.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Hola Amparo, quiero que sepas que te sigo y te leo, pero no consigo acabar los capítulos, son muy largos, y mi tiempo muy corto. Pero que sepas, que lo que leo, me gusta, y si no te comento mas, échale la culpa al que invento el tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Jorge, encantada de volver a tenerte entre mis comentarios, lamento que te falte ese tiempo que a veces nos engulle y no puedas acabar mis capítulos, pero se que los disfrutas y que ansias volver aunque no puedas así que con eso me vale, seguiré leyendo tus comentarios aunque a veces no aparezcan.

      Un abrazo

      Eliminar
  8. Un capitulo estupendo.
    Esperando saber mas
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anna, me alegro que te haya gustado, supongo que ya te has puesto al día.
      Tendrás el próximo el viernes que viene.
      Besos

      Eliminar
  9. Excelente capítulo.. antes creí que ellos serían primos en segundo grado..pero, el que sean primos directos, es decir primos de sangre..pues mmm. lo veo algo complicado..aunque estoy de acuerdo que cuando el amor es verdadero no hay imposibles.

    Buen fín de semana Amparo
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Diazul, son primos directos, complicado ante los ojos de su padre que es de mentalidad atrasada, pero como tu dices, cuando el amor es fuerte y sincero puede con todo, así que yo también espero que esa rana pueda atravesar todo ese fango que pueda poner su padre y al fin disfrutar su vida junto a Javier, se lo merecen no crees??

      Buena semana a ti también
      Besos

      Eliminar
  10. Y me voy a quedar así???????????? ohhhh nooooooooo jajajajajajaj que dirá el padre ainsssss no es por nada Amparo pero que suspensooooo...... besitos linda ;) ^.^

    pd. esperaré, esperaré ayshhhhh jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento Patty, tengo que tener garantía de que vuelvas, ja ja , es broma, se que cuento contigo amiga.
      La emoción es lo que estimula el camino no??? pues disfrutemos de cada paso.

      Un besazo

      Eliminar
  11. Cara Amparo
    Antes que nada te felicito por los 100 seguidores internautas que siguen tu blog. Bueno la que completa el cien, soy yo, y desde que te conocí no he parado de seguirte. Me parece que eres una persona estupenda con muchísimos valores y talento para escribir y que lo disfrutas haciéndolo y eso contagia. ¡Adelante!!
    El capítulo de tu novela, como siempre lo disfruté con las situaciones y los detalles que van surgiendo hasta llegar al momento del verdadero amor de Javier y Laura.
    A la espera del siguiente....
    Te mando un abrazote fuerte
    y buen domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por formar parte de esas 100 luces querida Genessis.
      Gracias por todo aquello que ves en mí, sin duda alguna es reflejo de lo que transmites, en cuanto al disfrute, si es cierto que disfruto escribiendo, y se que también tu lo haces al leer. Gracias por permanecer aquí, a mi lado, cerquita de mi y de mis palabras.

      Esperemos pues el siguiente juntas, como hasta ahora.

      Un abrazo enorme

      Eliminar
  12. Hola Amparo que bello escribes que historia atrapante y cual sera el final????de esta hermosa historia un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Melina por venir y por disfrutar de mis palabras, el final lo conoceremos pronto, espero sea de vuestro agrado.

      Un beso enorme

      Eliminar
  13. hola Amparo
    muy linda historia, me acompañó en esta mañana gris de invierno.
    mis saludos desde Montevideo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Romina, bienvenida a mi espacio, me alegro haber puesto una pizca de optimismo al día gris que comenzaste, supiste buscarle el color y eso es lo que cuenta, la actitud.

      Saludos desde Jaén

      Eliminar
  14. que historia tan interesante, me gusta ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emmanuel, gracias por venir a mi humilde morada, me alegro de que te guste y espero que haya sido hasta tal punto de que repitas.

      Saludos desde Jaén

      Eliminar
  15. De nuevo aqui para saborear el amor en tus palabras y los sentimientos que ofrecen tus expresiones, con las cuales se va completando una historia digna de seguir.
    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Paco, veo que tuviste la urgencia de repetir rápidamente, aunque pasaste de capitulo, la historia, los sentimientos y la ilusión es la misma.
      Gracias por ver todas esas cualidades hermosas en mí, al final terminare por creérmelo, ja ja, si es que cuando algo se hace con el corazón no puede estar mal hecho.

      Gracias por seguirme

      Besos desde Jaén

      Eliminar
    2. Para mi es una satisfacción llegar y encontrar palabras y sentimientos de los que se puede aprender. Nadie sabe lo suficiente para no enriquecerse de los sentimientos que se expresan cuando se habla de naturaleza, de amor, de alegría y de humanidad. Escribirte un comentario es dar cuanto tu has entregado en tus letras, así que me alegro de llegar y ver cuanto escribes; y por supuesto, gracias siempre por tu visita en mi blog.

      un beso desde Nueva carteya- Cordoba.

      Eliminar
    3. Satisfacción la mía al comprobar que lo que me araña por dentro y es expresado con palabras, gusta y hay gente que se siente identificada, para mí es un placer compartirlo con vosotros, es otra oportunidad para volver a vivir esas sensaciones que me marcaron o esas ilusiones que siguen siendo mi objetivo permanente.
      Gracias por tus sinceros comentarios, me estimulan a continuar en este camino, gracias por tu amistad.

      Besos desde Jaén

      Eliminar
  16. Luego de las dudas, las certezas.
    Ahora, qué dirá Fran?!

    Saludos, Amparo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que tras la tormenta siempre sale el sol Luna, veremos a ver la que se aproxima ahora con Fran, y esta no depende de ellos.

      Saludos desde Jaén

      Eliminar
  17. Gracias Amparo por tu visita y por tus amables palabras.Llego tarde a esta novela, pero lo hago justo cuando el amor va dejando huellas. Muy romántico el capítulo, buscare momentos para ponerme al día.
    Nos separa muy pocos kilómetros, pero me da que eso tú ya lo sabías.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida San, gracias por tu visita, Quien dijo que llegas tarde??? llegas en el mejor momento, además puedes ponerte al día en los capítulos anteriores, solo es cuestión de un poco de tiempo.

      No sé de donde eres, pero los kilómetros no tienen importancia cuando sientes a la gente tan cerca.

      Besos desde Jaén y aunque no se a donde tengo que dirigirlos, seguro que los cojerás

      Eliminar
  18. hola Amparo,
    uuff, qué paso tan impotante dió la chica, ya me imagino que el amor de ella hacia Javier es muy fuerte para tomar tan gran decisión. Nana también fue su consejera de almohada. Ojalá que Javier quiera continuar con ella.
    Espero el próximo capítulo. Veamos que ocurrirá!

    un abrazo fuerte^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rebecca, la verdad que dio un paso enorme al entregarse a Javier, tan grande como el que dio el lanzándose a lo que sentía por ella, lo que sienten es demasiado fuerte como para negarse a ello.
      Nana es una pieza clave en la vida de Laura, es esa red que siempre la coge cuando cae.

      Te espero en el próximo capítulo.
      Un abrazo fuerte

      Eliminar
  19. Muy emotivo el capítulo mi niña, has llevado a Laura desde la feliciadad, tristeza, esperanza, desesperanza y una serie de situaciones que al final vuelve al inicio, la felicidad y en Javier, el aceptar que el pasado es eso, pasado y debe seguir caminando al lado de la chica a quien ama y es correspondido.

    La nana, un encanto, siempre lo son :) y la hermosa yegüa, solo ellos saben como hacerlo.

    Muy bello linda, eres excelente en lo que haces.

    Felicidades por lo bien que va tu blog, por los seguidores que tienes y por lo encantadora que eres.

    Besos Amparo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ame, la verdad es que Laura a pasado por todas las emociones e ilusiones posibles y está en el principio, llevas razón.
      Gracias por tu valoración sobre mi forma de escribir, el deseo de todo escritor es que sus lectores queden satisfechos y disfruten tras sus pensamientos.
      Y gracias por formar parte de mis seguidores, para mí es un privilegio tenerte entre ellos.

      Besos Ame

      Eliminar
  20. Hola!!, te escribo desde el blog literario

    La Biblioteca de la Morgue,

    un blog en el que podrás encontrar reseñas literarias, críticas de películas, concursos y muchas secciones más, ¿Te unes?. Yo te sigo desde ya.Me ha encantado tu espacio, Espero que te guste el mio :)

    ¡Nos leemos!

    Bisous

    La Biblioteca de la Morgue

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! por supuesto que iré a visitar tu espacio, ya vi que te quedaste en el mio, gracias por formar parte de mis seguidores, nos leemos!!

      Besos, Amparo

      Eliminar
  21. Me has llevado como observadora que no se perdía una, aunque veo que está muy avanzada la novela.
    No sé si podré ponerme al día, sois muchos a leer y el tiempo tampoco da para tanto.
    Lo intentaré!!!

    Gracias por tu huella, así he podido conocerte.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te dedico una sonrisa y te digo "gracias" por disfrutar a mi lado, por formar parte de mi espacio desde ya aunque aún no te hayas quedado y por tu actitud positiva para recuperar el tiempo perdido y no haberme conocido antes.

      Encantada de conocerte, Amparo

      Eliminar
  22. Amparo, sigue escribiendo como lo haces, transmites siempre los relatos de la manera que nos enganchan.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María, estoy empezando a creer que el merito es del lector, no del que escribe, me miráis con buenos ojos. Aún así estoy encantada de que estés enganchada.

      Miles de besos

      Eliminar
  23. Escribes con descripciòn y hace que cada linea nos haga sentirnos màs unido a la historia. Enhorabuena

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fus, todo relato tiene que contar con descripción, es la única forma de que el lector pueda sentirse en el lugar de los protagonistas sin desplazarse de la lectura. Estáis unidos a cada linea, sois protagonistas directos de mis relatos, sois mis lectores, para mí, los mejores.

      Un abrazo, Amparo

      Eliminar
  24. Precioso y descriptivo capitulo! Espero ansiosamente el proximo!!

    Un abraXo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un inmenso placer verte de nuevo por aquí, Marilyn, gracias por tu valoración sobre mi capitulo, yo espero ansiosa también, ja ja.

      Un abrazo enorme

      Eliminar
  25. Mi muy querida y admirada Amparo:

    No se si has leído aun mi comentario anterior que hoy mismo escribi en otro de los capítulos de esta tan deliciosa novela como tu misma lo eres... y tanto que recién te conozco y realmente no se si llamarte Amparo o Laura... pero bueno, la novela es realmente atrapante y su autora es una mujer exquisita, vuelvo a felicitarte y espero que cuando leas el otro comentario te agrade el pequeño poema que allí te he dedicado y muchas gracias por tu comentario en mi poema "Desconsuelo".

    Un cariñoso beso, un fuerte abrazo de este anciano poeta que pronto cumplirá sus primeros ochenta años... Gracias...!

    Federico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido Federico, ya leí tus dos comentarios, gracias por engancharte a mi novela y por admirar mi forma de sentir, ya que soy un mucho de Laura, yo la cree con mucha semejanza a mí, a mis deseos y mi forma de sentir y valorar las cosas que tenemos, tienes razón cuando dices que soy un poco de ella, y gracias a ella me conoces un poco más a mi, me alegro que las dos puedan transmitirte.
      Por supuesto que me agradó tu poema, me quito el sombrero, eres un poeta DELICIOSO.

      Un beso fuerte que estoy segura ya ha llegado a Argentina.
      Gracias por estar aquí, enredado entre mis letras.

      Eliminar
  26. Mi querida nueva amiga:

    Bueno. Llegamos a lo que me intrigaba: ¿Como se lo dirían al padre de ella? Duda subsanada. Pero ahora me dejas en ascuas con lo que va a contestar ¡Eso no se hace!

    ¿Sabes que disfruto cuando vengo a leerte? Te diré de una u otra forma todos estamos influenciados por uno o varios escritores de renombre a los que hemos leído. Eso nos marca ciertas pautas al escribir. En cambio a ti no se te nota nada. eres simplemente tu. Es fácil leerte, la vista fluye como en arroyo de pie de montaña, sin importar cuantos escollos deba superar la trama, sigue fluyendo igual.Por otro lado tienes un relato aniñado que hace que tus personajes tengan color de acuarelas y resalten suaves Mientras los escenarios que nos muestras están en blanco y negro. Repasar tus escritos es como mirar esa fotografías monocromáticas a las que se les añade un toque de color para realzarlas. No pierdes tiempo en hacer minuciosos detalles, simplemente vas por la parte humana, haciendo hincapié en como enfrentan sus sentimientos.
    De verdad es placentero leerte.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Daniel, si cada vez que tardes en venir a mi espacio tu entrega al comentar es absoluta, deseo que vengas siempre el último, jaja
      Me alegro de haber subsanado tu duda, y lamento haber provocado otras nuevas, pero tengo que tener la garantía de que volveréis, ja ja
      Me encanta que encuentres en mi la similitud con esas fotos monocromáticas que a mi me encantan, definen perfectamente a la vida, por muy oscuro que a veces se vea todo, siempre hay algo que da a la vida su color.
      Es un privilegio tenerte de nuevo entre mis letras, me alegra que te agrade leerme, porque es totalmente mutuo.

      Gracias por volver y te espero la semana que viene.
      Besos

      Eliminar
  27. Respuestas
    1. Omar, me alegro de que te gustase, bienvenido a mi espacio y gracias por estar aquí.

      Saludos desde Jaén

      Eliminar
  28. Hla amparo, tengo que ponerme al dia con tu novela. Esta semana estare ocupada, pero la que viene empezare a leerla. Tango muchas ganas. Besos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alicia por tu interés y tus ganas de volver y ponerte al día, espero que cuando encuentres ese tiempo que te falta puedas disfrutarlo y te alegres de estar entre mis letras- Besos

      Eliminar
  29. Mejor dormir separados en la cama que en el sofá.
    Sé que me falta mucho proque conocí tu espacio en el capítulo anterior. Con este me voy poniendo al día, o eso creo.

    Un abrqzo grande

    Pilar

    ResponderEliminar
  30. Hola de nuevo Pilar, si es mejor, Laura tiene problemas de espalda, jajaj, tomatelo con calma, mis capítulos te estarán esperando siempre.
    Espero recorras junto a Laura y Javier sus sensaciones, solo así podrás entenderlos.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  31. Fuerte hablar con papá y darle una confesión de amor. Pero vale la pena jugarse, sobre todo por lo que han pasado estos chicos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Saca el escritor que llevas dentro

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...