Caminar es mejor que llegar

Aunque a veces el camino sea duro, tenebroso, incierto, no hay nada más placentero y gratificante que seguir caminando, pues la riqueza de todo camino reside ahí, en el día a día, paso a paso, puede que jamás lleguemos al final, o puede que si llegamos, nos encontremos que no hay nada de lo que esperábamos, sin embargo siempre nos quedarán esas pisadas, a veces firmes y otras asustadas, aquello que si hemos podido vivir y experimentar a diario y que forma parte del camino para llegar a nuestros sueños, a nosotros mismos.

Hazte seguidor

Seguidores de mi blog en Google +

A MIS SEGUIDORES

Mis queridos seguidores, apenas hace unos meses empezaba este camino en solitario con la llama de la ilusión encendida, una llama ansiosa por gritar, por mantenerse, por iluminar de algún modo el camino de esa gente que aunque no conocía sabía que estaban ahí.
Un camino duro si lo ves como una meta para saltar a la luz literaria, pero si lo sientes como una vía de escape necesaria en tu día a día, que te hace evadirte de estrés siendo tu misma, es muy pero que muy gratificante, ya que la mayoría de la gente que se esconden tras esos avatares son increíbles personas.
Hoy quiero daros las gracias desde el corazón a todos y cada uno de mis seguidores, empezando por Marilyn a la cual tengo especial cariño, ella fue la primera en visitar mi espacio y en traerme esa sensación de que lo que escribes llega de algún modo, gusta, y que algunas veces esas vivencias que plasmo, son compartidas, mucho más de lo que imagino cuando escribo.
Gracias a todos esos que llegaron después y a los que aún no han llegado pero que están en camino.
Gracias a todos esos que me siguen en el anonimato y disfrutan no solo con seguir mi blog, sino con seguir mi vida y para los cuales se que soy y me siento importante.
Gracias a todos los que me comentan aunque no me sigan, a los que me siguen sin comentarme.
Jamás pensé llegar al impensable numero de 100 seguidores, no auguraba ni llegar a 20, sé que muchos de vosotros sabéis como me siento porque tenéis muchos más que yo, mi satisfacción no es por el número, sino porque detrás de de ese número estáis vosotros esperando lo que tengo que decir, viviendo lo que yo vivo, intentando comprenderme y conociéndome a través de mis palabras, lo más importante de todo, es que la mayoría de vosotros vais en la misma dirección que yo y valoráis ese cariño, esos detalles, esa constancia, esa necesidad y esa ilusión.

Así pues mi regalo de hoy para cada uno de vosotros es una pequeña vela que vosotros habéis ido encendiendo estos meses y habéis colocado en mi camino, una vela que mantenéis y que cada día sigue iluminando mis letras, mis pensamientos, esa ilusión que se acrecienta. GRACIAS A TODOS POR ENCENDER ESA LUZ EN MI CAMINO.

Algunos habéis llegado hasta aquí por casualidad, a otros os ha traído algún seguidor mio, otros os habéis sentido atraídos por mis palabras ya que yo os encontré primero.....pero eso da igual, lo importante es que estáis aquí, y me siento un poco en deuda con vosotros, por lo tanto en cuanto termine mi novela os contaré como llegué yo hasta vosotros, no quiero meter ninguna entrada entre medias.



Sé el primero de tus amigos

31 octubre, 2011

Los alimentos se reúnen en el supermercado (Cuento)

Erase una vez...... un supermercado, todas las mañamas llegaba un camión enorme lleno de alimentos para rellenar las estanterías que iban quedando vacias, la gente hacía cola desde muy temprano esperando que el supermercado abriera sus puertas al público, los alimentos estaban nerviosos pues sabían que su destino tal vez podía cambiar, que la vida placentera que llevaban en las estanterías podía cambiar de un momento a otro, tal vez fuesen elegidos en la compra para mantener a ralla el apetito de los humanos. 
Así era como los alimentos se iban reuniendo en las estanterías esperando ser elegidos por las mujeres y niños que allí iban a comprar. Los preferidos y los que siempre se llevaba la gente eran el pan, los huevos y el agua porque son los más necesarios en la alimentación, después les seguían los productos perecederos, que al ser frescos no se podían almacenar en casa y había que comprar a diario, después productos de la limpieza, algunos clientes los tenían como productos prioritarios, y por último a los demás, esos que no todo el mundo compraba.
Aquel día en el carro de la señora de pelo rubio, los alimentos discutian mientras esperaban en la cola de las cajas para ser cobrados. Las almejas y las lentejas que eran muy amigas porque las dos tenian hierro y proteínas querian echar al plátano del carro porque decían que él solo aportaba fósforo al metabolismo. Aunque la sal era rica en yodo y el aceite de oliva era rico en grasa, los dos servían para aliñar y sazonar los alimentos y decidieron defender al plátano que no paraba de llorar. 
El aceite y la sal dijeron a las lentejas y sus amigas – si no dejais que el plátano se quede, nosotros tambien nos iremos, ya no os ayudaremos a prepararos para que los mayores y los niños os puedan comer, vuestro sabor quedará reducido, sin adornos ni condimentos para que os aliñen.
El azúcar y la harina que eran ricos en hidratos de carbono defendían al aceite y a todos los alimentos grasos, entre ellos a la leche y a los huevos, porque entre todos ellos hacian los dulces. Ellos tambien querían que el plátano se quedase.
El agua decidió no opinar porque ella era la preferida, estaba en todos los carros de la compra porque ella forma la mayor parte del organismo. En cuanto a la cerveza y la coca-cola, también decidieron mantenerse al margen, ellas tenían sabor adictivo y eran escogidas siempre.
Mientras ellos seguían discutiendo sobre si el plátano debía irse o quedarse en el carro, la cajera del supermercado comenzó a cobrar los alimentos que la señora le iba colocando en la cinta. La primera en salir fue el agua, mientras gritaba – !veis como soy la preferida, siempre soy la primera, todos me consumen, los niños y los mayores!
El segundo en salir fue el pan, que estaba ya un poco quemado con tanta discursion…. Y así uno a uno fueron saliendo todos los alimentos del carro, la carne, el pescado, la verdura, la harina, el azúcar, los huevos, el jamón, el queso, los yogur, la leche, la fruta….  
Cuando le tocó su turno al plátano, éste no queria salir, todos le habían echado, todos menos sus amigos, y mientras seguía llorando, el grupo de las naranjas que eran ricas en vitaminas C y tenían mucha fuerza, dieron una tremenda patada al plátano para ayudarle a subir a la cinta de la caja.
Cuando el plátano se dió cuenta, estaba amontonado en la caja con los demás alimentos, esperando para ser metidos en las bolsas, detrás llegaron sus amigas las naranjas que eran las últimas y el plátano preguntó - ¿Por qué lo habéis echo? - yo no debería estar aquí.
¿Cómo que no? – dijeron las naranjas – todos debemos estar aquí, porque todos somos necesarios para la alimentación y útiles para el metabolismo, tú no tienes grasa, ni hierro, pero tienes fósforo y potasio, el cuerpo humano también te necesita. Necesita de todos nosotros.
Los alimentos gritaban mientras eran metidos en las bolsas, estaban nerviosos, sabían que su próximo destino era una fría nevera y que su fecha de caducidad se aproximaba, era más precisa que la del envoltorio. La señora no tenía efectivo suficiente, así que intentó devolver los plátanos,  los pobres se echaron de nuevo a llorar, menos mal que la cajera advirtió a la señora que no se podían devolver frescos, inmediatamente después la señora se dio cuenta de lo que estaba a punto de hacer y rectificó - !Ah no, que los plátanos no engordan y gracias a su potasio equilibran el agua del cuerpo, además me llenan más que las manzanas! -  de modo que pagó con la tarjeta de crédito para poder llevarse los plátanos. Mientras la señora esperaba impaciente el mensaje de "Operación aceptada", las naranjas hablaban con todos los demás.
!Escuchadme todos, por favor!
Todos se asomaron a las bolsas muy atentos….los yogur que estaban en lo hondo de la bolsa y no veían, hicieron un agujero a la bolsa con su borde para poder escuchar mejor.
Ha quedado demostrado que todos tenemos defectos, pero las personas que nos consumen y nos prueban, escogen de nosotros nuestras cualidades y nuestras virtudes, nuestro hierro, el calcio, las proteínas, las vitaminas y por supuesto nuestro sabor….todo eso que nos hace valiosos y alimentos únicos. Cada uno de nosotros es rico en sustancias que ellos necesitan para poder vivir.
El plátano aporta fósforo, potasio, hidratos de carbono y sin embargo algunos de nosotros no, ese es el valor del plátano.
Centrémonos todos en sus virtudes y dejemos de lado sus defectos.
El grupo de las naranjas dio un salto para meterse en las bolsas, la señora por fin escuchó el mensaje que tanto esperaba, recogió su tarjeta, el DNI, el tiket de la compra y se marchó a casa.
Fue así como todos se sintieron un equipo fuerte, cada uno orgulloso de sus cualidades y de trabajar juntos en la alimentación del cuerpo humano.
         Y colorÍn colorado……….el plátano en las bolsas de la compra se ha marchado.

Nosotros necesitamos de todos los alimentos, cada uno de ellos nos aporta una sustancia distinta que nuestro cuerpo necesita para crecer sano y fuerte. Hay que comer de todo para mantener la vida y la salud.

Con las personas pasa igual que con los alimentos,cada uno de nosotros aporta una sensación y un sentimiento distinto a los demás, los demás nos necesitan por lo que somos, por eso es importante que seamos nosotros mismos y no imitar a nadie. Solamente siendo nosotros mismos podremos dar y ofrecer a los demás nuestra esencia, esa vitamina que nos hace únicos, ese sabor inconfundible que creará en los demás adicción y hará que nos busquen y se sientan a gusto con nosotros cuando nos encuentren.
Y lo más importante de todo, no os olvideis que aunque nosotros seamos ricos en vitaminas también necesitamos el fósforo, el calcio, las proteínas, el potasio, los hidratos de carbono….de todas esas sensaciones y sentimientos. que los demás nos aportan. 
Todos somos importantes y nos necesitamos los unos a los otros, entre todos alimentamos nuestra vida y la de los que nos rodean. !Somos un equipo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Saca el escritor que llevas dentro

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...